DULCE

Me he dejado el carmín con tu huella, asolapando palabras

que intentan definir una presencia.

En este nublado.

En esta difícil muerte de penumbra.

Los charcos obedecen al tiempo.

Pero en las manos resbalan.

Y crean la primavera.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s