ADMITO

cadenas-rotas

 

Te escribiré en esta hora plausible de propósitos. Cuando la marea baje, o el reloj marque las diez en punto de una condición.

Puede que hasta tenga el valor de pensarte durante varios minutos de esas centésimas que van comprimiendo el alma en los despachos de las maneras.

Tengo todo el abecedario desde la z hasta tu nombre en siglas de incertidumbre que intentan pavorosamente esconderse en el juego de los faroles, cuando las cartas no marcan ningún full o trébol donde agarrarme.

Tenía que nombrarte entre dos verbos que no es el de amar, ni querer.

Estoy indecisa entre pavonear el olvidar o el deshojar de la margarita; mientras clavaré los ojos en los comentarios que me hago una y otra vez, como los clavos, metiendo uno a otro, y otro al uno, al dos o al tres en raya cuando rompiendo todos los esquemas, admito.

 

He cerrado la tráquea, la saliva es insoluble al eco de tus gestos.

 

 (POEMARIO OPIO EN PREPARACIÓN)

REGISTRADO EN CEDRO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s