LISBOA

Lisboa  despierta.
Edificios antiguos y sinuosos.
Calles alertargadas, empinadas
entre lenguas con verbos
inquietantes. Atrapan los ojos,
la sonrisa se levanta.
Me quedaría a amarte.
A vivir tus propios versos.
A ser amada en tus brazos.
A ser poema en tu fado.
A quedarme junto al cauce del Tajo,
oliendo tu ropa y cortando
tu ramo.
Lisboa se despierta,
yo despierto.
Sabiendo que pronto
debo partir de tu lado.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s