QUERÍA SER

Quería ser.
Como las hojas.
Perfume ingrávido en la marea.
Quería ser yugo mortal
de la niebla.
Quería ser valiente y me oprimí el alma.
Quería ser lluvia
y desalojé las goteras
golpeando mi puño.
Es cuestión de oprimir.
Oprimir el corazón como un Dios en lo alto
que mira de reojo las venas,
que destierran mi sangre.
Una penumbra casi dormida en el abrazo
de unos ojos que me pervierten la boca,
como el sudor de un orgasmo.
Quería ser incomprendida.
Los locos que esperan fumando que les coloquen
los grilletes,
pero no saben que
son acérrimos a las palabras que les gobiernan,
lejos de la mordaza de los mortales..
Quería ser un barco
bonito cuyo timón lo lleve mi hija,
quería ser algo más que la fuente que emana
de la plaza y queda agujereada por miles de siglos.
Quería ser viento,
mordaza, labio, prisión, reo, muerte, cielo, infierno,
codicia, pecado.
Tu cuerpo, fino y ausente de marfil encumbrado.
Quería ser
lo que tu dijeras,
a los dos segundos de decir me voy.
POESIAA
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s