TIEMBLO

Este sonido que aligera el ruido.

El labio al son de una migraña.
El escalofrío de una sirena
arrebatando los sonidos
de la cruel luna.
Es posible que sea mi cuerpo
temblando en esta marea de pétalos
en la noche.
Es posible que sea Dios llamando a mi tristeza.
O seré yo que llamo a los golpes
como dioses entre las piernas.
Este sonido, paupérrimo de sabores,
íntimo manjar del miedo
o del aplomo que corta las navajas
en los labios.
La saliva uniforme de un desprecio.
Mi corazón
entre cristales opacos,
mientras el vino es añejo
como heridas sangrantes entre los dedos.
Estoy temblando mientras silencio
la certeza de tenerlo entre la cadera
y el cubierto de las sobremesas.
I.R.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s