PRETÉRITO

Te amé cuando “era ” suponía el final del comienzo, el amor dormido
de la nostalgia, la seducción de los labios ardientes.
Te amé cuando mi cuerpo no quería inmiscuirse en el secreto del otro,
cuando los pájaros volaban en sentido contrario al creciente río,
cuando la cadera besaba el muslo y el seno respondía con una alabanza
al propio deseo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s