ESCASAMENTE UN MINUTO


Podría ser,  un puente entre los labios
y el desafío de tenerte
en la mitad humana de este minuto.
Las hectareas de tu piel se convierten
en bambalinas que descuelgan los tamaños,
y los ojalá pudientes,
incesantes como un muslo,
un acertijo de poesías y dioses
de mi desnudez,
en los cines de mi codicia,
en la butaca del emperador
con nombres que dicen
ser los lomos del libro
que intento vender.
Dime. O acaso como el tenor:
¿Me volveré a esa mortal
bañera de inseguridades?
Es cierto, Vida. El amor.
Escasamente un minuto
.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s