CORRE

Rescato los destellos en la noche,
la piel curtida por el arrojo,
las sangrías de los gestos,
los turbios montones de la solvencia.

Y en el deseo humano que transpira
la rancia soledad, 
el camino es un promedio
de sumas proporcionales,
en la  encuesta de lo erroneo.

Y en la palabra nos miramos,
como señuelos,
vacíos megunjes
de olas.

Y corremos,
la vida nos va en ello.

Anuncios

4 comentarios en “CORRE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s