ABANICOS

La brisa es un abanico
que grita tu nombre,
que mueve el deseo,
habla con el viento,
rompe las caricias,
desarma el olvido,
me dicta mensajes
que empujen el vacío
de impedir el desequilibrio,
de tener que tejer lunas
al abrigo de imaginarte.
Y mientras, serena es la noche
que intenta engañarme,
naufragando en los rincones
insaciables,

y desquitarse
de la bocas que estafan
la fiebre de poseerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s