EL AIRE TIENE EL SABOR DE TU BOCA

EL aire tiene el sabor de tu boca.
Imploro.
Es indagar en la respuesta, en la tangente,
en la fraccion de un segundo
en las horas.
El aire no tiene sabor si lo alejo de tus labios.
Un pintor.
Un tejido sin telar.
El aire malsano de la codicia
de secuestrar los pómulos,

el lecho,
las piernas de los abrazos
en tu colchón.
El aire se escapa sin el sabor de tu regazo.
Elegante, alquimia
de un fluido arrogante
en el saludo de tus gestos.
Tu boca, mis labios, la codicia de ambos,
el regazo, y el saludo,
¿cual?
El que asfixia a la memoria.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s