AUN TE AMO

Nunca te pedi nada. Ni siquiera poder balancearme en tu amor. No era nada que no pudieras darme. Soñaba, con esa virtud de poder imaginar a la ligera, con un reproche, con un ardor de estómago. Las mariposas que callan en los paisajes de esa dama, la que tejimos en un abrazo casi en el cuento.
A tientas, solapando las lineas divisorias de mi condena, a tu antojo, sin despegar en un arrojo. Y entonces me dí cuenta, tarde, que es imposible tejer los versos sin derramar el agua de tu amparo, como esas cenizas que rasuran el tic tac de una salvedad, que se llama anhelo, pero luego, no descanso ¿No ves que quiero decirte, que aun te amo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s