TÚ AMANECES


Acabo de amanecer. 
Amanecer volando con la imaginación. 
Pasando los segundos del reloj como un aguardiente.
Pasando las horas del pasado que morirá en el ocaso.
Navego en el pensamiento de mi caida y de mi propio cuerpo.
Trazando luces que me regalen la orilla del pensamiento.
Abanicos de colores que fabrican la sonrisa,
el amor y la grandeza de tus propias manos.
Esa grandeza que amo y destilo como el pintor de cuentos
encantados.
¿Cuál es el cuento?, el que mejor inventas.
El que mejor relatas.
Tú amaneces.
Amaneces en mi vida cada segundo de mi propia existencia.
Destilas.
Bebes. Anuncias y disparas mi sangre en el calor de mi propio cuerpo.
REVIVE.
Escucha, no hay calor sin invierno, ni mañana sin noche.
Solo existes.
Pinta la vida y pintarás el sol.
Existe la vida porque tú existes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s