SORTEANDO UNA FLOR

Al abrigo del soplo.
Estrechando rayos en las sienes.
Sorteando una flor.
En tus manos como marismas,
arrecifes en el sol de las siemblas.
Los membrillos son como lucérnagas.
Sorteando una mirada. Esas que se desvirgan al amparo de un te quiero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s