DESHOJANDO EL POLEN

Deshojando el polen.
La margarita que guardaba en mi lecho.
Deshojando la sal,
la vida y las manos de un equívoco sin lineas oblicuas.
Por más que deshojo y quiero quitar,
los pétalos de mi memoria se agarran a un tirachinas.
Se agarran como brazos al cuello de mi recuerdo.
Y es inútil dejar de amar….porque amo con más fuerza
que el deseo de no amar.
Y es que a pesar de ese silencio que envenena mis sueños,
el silencio es como la nube que orienta la ternura
que no tiene fin, es más fuerte…que el sepulcro.
Deshojo y pongo arena,
donde quiero poner viento,
y solo mezclo mi tristeza con la brisa
de una pluma cayendo sobre la melancolía..
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s