JUNTO A LA SAL

Un manantial. Escribo.
Un aturdimiento.
Mi deseo postrado.
Lunas.
Como un lienzo,
trazos inacabados que son solo reflejos en la mañana.
Insoportable, como un mar.
Inequívoco como los labios.
Un afluente tus párpados.
Una quietud,
el deseo.
Una afrenta.
El dolor.
Un sonido.
La nada.
Una palabra.
Ninguna.
El cadaver de un soplo.
Y quema…
como una gaviota.
La playa y yo junto a la sal. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s