REFLEJOS, IDAS

No comulgo.
La vida.
Vaivenes en la vecindad.
Y un lamento.
Caricias.
Ni siquiera un beso tuyo,
y al final.
Cuesta arriba.

                                Reflejos.

Idas.
Gaviotas en la distancia,
y en la palma,
rectas muertas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s