SI ME VIOLAS

Acabo de amanecer en un retiro casi lleno.
Me dí cuenta que tengo la caducidad  de una mariposa que dicta los detalles
en una transcripción casi agonizante.
Me doy cuenta.
Si la abstracción me lleva a verme desdoblada delante de mi cuerpo.
No me preguntes nada,
las respuestas huyeron.
Pero, ¿donde estan las afirmaciones?


He cogido mi cuerpo,
como una balanza,
intento buscar el equilibrio perfecto a las lágrimas que he deshechado.
Encuentro la piel como la roca de un reptil,
encuentro el salpullido de mis uñas sobre el suelo arrancando la hoja
que levanta la baldosa de la furia.
Sigo igual que cuando comencé.
Pero he firmado una nómina.
El precio de mi desidia,
y me quedé sin contrato indefinido
frente a la eternidad.
Es cierto; preguntas.
Allí acabaron las afirmaciones.
Adivina,
estoy sin soplo.
Si me violas,
quizás respire.
Anuncios

3 comentarios en “SI ME VIOLAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s