Hilo

Sujetaba un hilo. Inexplicable tu cuerpo.
Amanecía.
Temblaba.
Era como suspirar en el temblor de la incertidumbre.
Como el mar, la sal.
Como el agua, tus párpados.
Y en medio yo.
Como la vida
.El ruido es transparente como el rayo.
Sin sudor.
Solo un abrazo.
Y en medio.
La inercia
Nadie.
 Y en el extremo.
Unos labios.

Anuncios

2 comentarios en “Hilo

  1. Hola, acaudalados y muy buenos días. Yo, Beethoven bis, fiel amante de las buenas nécoras, en este espacio celestial, te dejo mis más, máximos y mejores deseos de bienestar rel y nunca ficticio. ¡¡¡NO QUIERO SER POLÍTICOOOOO LADRÓÓÓÓÓÓÓÓÓÓÓNNNNNNN!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s