la niñez

Aun sigo fija en la niñez de antaño, esa niñez que escapó en el momento que dió paso a la vida.

La vida es como un molino sin quijotes que batallar, sin ínsulas que conquistar. La vida es vida en el momento  que caminamos sin sus pétalos.
Quién pudiera convertir la vida en niñez, cuando perdemos la inocencia en años  que se convierten en redes solitarias sin pescado que vender.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s