Aqui…

Aquí me quedo. Me encierro en la vid.
Aquí me arrodillo. Hincar la desnudez en un hueco del tálamo.
La sequedad del alma es un bastión descolorido por esa desnudez de la vida.
Aquí. Simple y llano como una alegoría.
Aquí en el manantial de la boca, en tu aroma.
Estoy en la no presencia que se hace espíritu,
y en la penumbra escribe con nombre impreso,
la caricatura de tu dulce condena.
Y sigo….aquí o allá sin mucho afán por enumerar
las razones por las que no me muevo, ni hago gestos en molinos y gigantes
que no volverán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s