A SECAS…COMO EL POLVO

A secas como el polvo.
Cuando no hay nada donde plantar, a pesar de la curva de los labios.
A secas, como el naúfrago,
como el musgo seco,  como el polvo de una libélula.
Asumo los ¿por qué? como los  ¿cómo…?
 Un no entiendo de la propia libertad gravitatoria.
Pero entonces…  como la sed, como la sequía de mi cuerpo.
Se escuece la inoperancia de la mañana, de la noche, del día, de la niebla,
de la primavera, de la lluvia, del dolor.
No quiero. Pero giro:
Y entonces….
 ¿por qué me marchito?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s