Aflora

Aflora, se acerca aunque no quiera.
Aflora como una nausea en el desierto.
Bochorno que claudica.
Ya pasó el tiempo de las cerezas.
Todo se marchita, lo material, el cuerpo.
Aflora y no te das cuenta o quizás sí que ya estoy lejos.
Como tú…
Va aflorando en medio de una idea,
de un pequeño escozor que reduce el silencio.
Va por las esquinas embriagando el aire
hasta llegar a tu cama.
Va como un sonámbulo trasmutando el deseo
y la ausencia mientras hablamos.
Todo aflora, y se desquita,
se encomienda, se vislumbra,
se recupera,
o se cierra,
hasta que algo, lo sabemos, de nuevo aflora.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s