Salgo…

Y salgo….por donde vás, hacia lo ilógico y lo relativo.
Pero no me quedo en esta habitación.
Salgo al mediodía del ocaso, como dama que busca 
ningun lugar encantado.
Pero salgo.Y vuelvo los pasos en la aurora.  Sumo y sigo.
Nunca resto. No me gusta amparar lo opaco con la luz reflectante de la dicha. No me gusta multiplicar los panes si no hay vino.
Un brindis no se hace solo.
Pero…siempre sigo. Nunca pierdo a no ser que quiera perder más que  las ganancias de poseer.

Dividir es lo propio. Pero dividirme en la línea que separa el manatial del mar en calma, de la borrasca infinita.

Esa que sale cuando llego, y entra cuando me despido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s